NO SIN MI CAMISETA

NO SIN MI CAMISETA

¿Te imaginas tener que hacer una maleta y que tuvieras “prohibido” incluir una camiseta en ella?: imposible.
La prenda imprescindible cuando nos vamos de viaje es LA CAMISETA. Y es que sea para dormir, de diseño, incluso de publicidad o para hacer ejercicio, todos tenemos un gran numero de camisetas en nuestro armario, porque las necesitamos. Y ahora las usamos no solo en verano, primavera u otoño, sino que la suavidad del clima, la evolución de los materiales de abrigo, y el acondicionamiento de las viviendas y locales, hace que las usemos durante todo el año.
Las CAMISETAS empezaron a usarse desde finales del S. XIX, en 1898, se llevó por primera vez, como camiseta interior, en la guerra de Cuba. En el S. XX, su uso se generaliza e incluso llega a utilizarse como merchandising, concretamente en 1939 “el Mago de Oz” se promocionó con camisetas, algo que ahora resulta muy común, entonces supuso una revolución. Las camisetas estampadas se convirtieron en auténtica moda, allá por la década de los 40. En los 50 saltan a la gran pantalla, todos recordamos a Marlon Brandon en “un tranvía llamado deseo” y a James Dean en “rebelde sin causa”, ambas películas no hubieran sido lo mismo si sus protagonistas no hubieran lucido en esas fantásticas camisetas blancas. En los 60 se llenan de colorido, y en los 70 encontramos camisetas tan icónicas como las de Rolling Stones, o I love NY, para cuando llegan los años 80, y su peculiar e inolvidable moda, las camisetas ya son formas de expresión personal. En el S. XX las camisetas no han dejado de reinar en nuestra moda, se siguen reinventando y qué decir del S. XXI, en el que no sabemos todavía qué nos depara este genial  fenómeno de la moda. Si algo sabemos, es que van a seguir siendo imprescindibles en nuestro armario y en nuestra maleta.
comprar-camiseta-blanca-valencia

Share this post

Deja un comentario